Relajación: todos mis consejos para relajarte

Foto de Criativithy en Pexels

Con el ritmo que llevamos en los últimos tiempos, en vida diaria, es inevitable que acumulemos estrés o que nos sintamos nerviosas y no logremos descansar bien, por eso he preparado unos consejos sobre la relajación

La relajación es como una pausa en el tiempo, que le permite volver a recentrarte en tu cuerpo y mente, mediante la realización de ejercicios de conciencia interna. Te permite descargar emociones negativas para llenarte de emociones y sensaciones positivas. Para darte una visión general de esta práctica de bienestar, te explico algunos ejercicios para hacer en casa, ¡sin restriciones!

¿Qué es la relajación?
La relajación es un método para relajar la mente y el cuerpo, mediante movimientos corporales, técnicas de respiración, concentración y / o meditación. Su objetivo es lograr un estado de relajación y bienestar, tanto mental como físico, colocándote en un estado de vigilia cercano al sueño.
Recomendado para personas con un ritmo de vida rápido que deja poco tiempo para el descanso, la relajación es una ayuda preciosa para aliviar la tensión y dejar espacio para la serenidad.

La relajación se encuentra en una gran cantidad de prácticas: yoga, meditación, tai-chi, qi-gong, sofrología, etc. y no existe una edad o disposición física particular para practicar la relajación.
Todos pueden hacerlo en casa o acompañados de un profesional ( profesora de yoga, sofróloga, etc.). Para practicar la relajación, solo es necesario un requisito previo: ¡tener unos minutos para ti!

En el metro, en casa, en la oficina, durante un parto o durante una entrevista de trabajo, la relajación puede serle útil en cualquier momento, según la necesidad que sientsa.

No todos los métodos de relajación funcionan para todos, y probar varias técnicas te ayudará a encontrar el que mejor funcione para ti. Al repetirlo con regularidad, aprendemos a relajarnos más fácil y rápidamente.

Respirando la clave de la relajación
La respiración es automática para todos los seres vivos. Pero tan simple como es, su poder se descuida y desafortunadamente no se reconoce, pero posee un poder extraordinario sobre nuestro bienestar si sabemos cómo controlarlo.

En sus primeros meses de vida, los bebés respiran naturalmente a través del estómago, lo que se denomina respiración “estomacal” o “natural”. Los adultos, en cambio, estresados ​​por sus obligaciones personales y profesionales, utilizan la respiración “torácica”, que utiliza solo la parte superior de la caja torácica, llenando solo 1/3 de los pulmones.

Para relajarse es fundamental cambiar de hábitos optando por la respiración ventral. Esto te trae:

Mejor oxigenación del cerebro y el cuerpo.
Frecuencia cardíaca reducida
Presión arterial mejorada
Digestión mejorada (mientras se respira, se masajean los órganos internos)
Una disminución de la ansiedad y la angustia.


La respiración torácica es un círculo vicioso, ya que estando tensos respiramos mal, y este mal control de la respiración genera tensión en el cuerpo, lo que impacta en nuestra mente.Aquí es donde entra la respiración del vientre, volando al rescate de lo emocional: al respirar por el vientre, reduce tu ansiedad y re-oxigena tu cerebro, como un gran tazón de aire relajante.

¡Con respiración ventral, no más estómago plano! ¡Sacamos nuestros estómagos y respiramos! ¿Quieres fortalecer tus abdominales mientras caminas? Trabajalos practicando deportes y no privándose de una respiración que implique a todo su cuerpo, sino también a su mente. Ganas, ¿verdad?

Técnicas de relajación para probar
Utilizadas para reducir el estrés y detener los ataques de ansiedad, las técnicas de relajación respiratoria te permiten concentrarte en ti mismo para controlar mejor nuestras emociones.

Ejercicio para aliviar la tensión
Tumbada o sentada, coloca las manos sobre el estómago para sentir cómo se hincha. Inhala por la nariz, infla el estómago como si fuera un globo y cuenta del 1 al 4 mientras siente que el aire le llena el estómago. Mientras inhalas, imagina que el aire que entra en tu cuerpo está lleno de energía positiva.Luego exhala lentamente por la boca, metiendo el estómago hacia adentro mientras cuenta hacia atrás de 4 a 1. Mientras exhalas, imagínate liberando tu estrés y ansiedad.

Repite el ejercicio 3 veces.

Ejercicio de visualización
Puedes buscar un audio de Internet, escuchar una historia, para sumergirte en la visualización. Tumbada o sentada, cierra los ojos y proyectate en la historia que se cuenta, intentando imaginar los olores y sensaciones que acompañan a este viaje. Al concentrarte en los detalles y respirar con calma, te sumergirás en una relajación placentera, ¡que incluso puede hacerte dormir!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: