😱😱 ¡Cómo ponerte unos vaqueros que te quedan pequeños cuando has engordado! ðŸ˜­ðŸ˜­

Foto de
Mstudio en 
Pexels

Hoy os dejo con un tema, que seguro que a más de un@ e ha pasado.
Ya sea cuando te encuentras con jeans viejos olvidados en el fondo de un armario, cuando estabas un poco demasiado optimista durante las rebajas y no te has probado nada, cuando simplemente subiste algunos kilos o porque la lavadora nos traicionó, todos hemos conocido este doloroso episodio de no poder ponernos los jeans.

Afortunadamente, hay algunos consejos para ayudar a aflojar la tela y sentirse perfectamente cómodo, con jeans que se supone que son demasiado pequeños para nosotros. Incluso podemos decir sin mentir “Mira, todavía encajo en una [introduce la talla deseada]”. ¡Te contamos cómo hacerlo!

Suaviza los jeansLos jeans a menudo tienden a endurecerse con el tiempo, por lo que ponérselos siempre es un poco más difícil, cuando hace un tiempo que no nos los ponemos o cuando ya está bastante seco después de un lavado. Para suavizarlo, haz lo siguiente: sumérgelo completamente en agua fría, con vinagre blanco y bicarbonato de sodio. ¡Esta operación química tendrá el efecto de relajar los tejidos! Puedes dejarlo unas horas o incluso toda la noche.

Suaviza tus caderas ¿Parece que no puedes cerrar el botón y, a pesar de tus mejores esfuerzos, la famosa técnica de “acostarte en la cama con el estómago adentro” ya no es suficiente? Hay una solución: humedeciendo las caderas y los glúteos, o al salir de la lavadora, estira lo máximo posible la cintura, durante varios segundos. Si es un poco elástico, ¡funcionará aún mejor!

Ablandar los muslos Si es en los muslos donde se atasca, podemos hacer la misma operación que el anterior, asegurándonos de que la tela esté húmeda. De lo contrario, también existe la solución, para estirar la tela sobre ti misma: ¡aprovecha para hacer algunas sentadillas, o pedalear en el aire para relajar la tela y sentirte un poco menos oprimida

¡Para evitar que se encoja! ¡La desagradable sorpresa de los jeans encogidos, al salir de la lavadora seguramente te resultará familiar! Para evitar este pequeño incidente, el reflejo correcto a adoptar es ¡hacer un lavado en frío de tus jeans! El agua caliente tiende a tensar las telas. ¡Y además, el agua fría es mucho más ecológica! Lo mismo ocurre con el secado: secar al aire lo encogerá menos que la secadora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: